Objetivo

La política se diseñó para regir la conducta de los Proveedores de Coeur Mining, Inc. y de sus sociedades controladas cuando realicen negocios con Coeur Mining, Inc. o en nombre de ella.

A los efectos de esta política, “Empresa” hará referencia a Coeur Mining, Inc. o a cualquiera de sus sociedades controladas. “Proveedores” hará referencia a las empresas comerciales que brinden bienes o servicios, o que participen en asuntos comerciales con cualquier finalidad comercial, y reciban pagos, por cualquier aspecto de los negocios de la Empresa, que incluyen, entre otros, exploración, desarrollo, construcción, operaciones y reclamación. Asimismo, se excluye de la definición de “Proveedores” toda transacción relacionada con la compra o arrendamiento de tierras, organismos gubernamentales, servicios públicos, instituciones financieras, organizaciones de caridad y toda entidad o joint venture en sociedad con la Empresa. “Código” hará referencia a este Código de conducta y ética comerciales para proveedores, y a sus modificaciones.

Declaración de la política

La Empresa se compromete a garantizar que todas las condiciones de trabajo en sus actividades comerciales sean seguras, que los trabajadores sean tratados con respeto y dignidad, y que las tareas se realicen de manera responsable en relación con el medio ambiente y de conformidad con las normas de cumplimiento sobre responsabilidad social, seguridad, salud y medio ambiente de la Empresa. Toda vez que defiende sus valores fundamentales, la Empresa gana la confianza de sus interesados y crea valor compartido. Se espera que los proveedores, en todas sus actividades, cumplan estrictas normas éticas; actúen con integridad, confianza, respeto, honestidad y trabajo en equipo; y realicen sus actividades en pleno cumplimiento de las leyes, normas y reglamentaciones vigentes de los países donde realicen las actividades. Este Código excede estas normas, ya que incorpora normas reconocidas internacionalmente para promover la responsabilidad social y ambiental. Los Proveedores deben revisar el Código de conducta y ética comerciales para directores, dirigentes y empleados de la Empresa.

Si bien este Código aborda las principales áreas de interés, es imposible que cubra todas las situaciones que pudieran presentarse. Se espera que los Proveedores usen su mejor juicio y su discreción dentro de los parámetros de este Código y que tengan en cuenta los altos estándares por que se rige la Empresa.

Normas y prácticas del lugar de trabajo y cumplimiento de la ley

Los Proveedores de productos o servicios fabricados en Estados Unidos o provistos desde allí deberán cumplir con las leyes y reglamentaciones federales, de los estados o locales vigentes en las jurisdicciones donde los Proveedores realicen negocios con la Empresa, o en nombre de ella. Los Proveedores de productos o servicios fabricados afuera de Estados Unidos o provistos desde el exterior del país deberán cumplir con las leyes y reglamentaciones vigentes de los países pertinentes. Sin embargo, independientemente de las leyes y reglamentaciones vigentes, los Proveedores deben tratar a los trabajadores con dignidad y respeto en defensa de sus derechos humanos. En algunos casos, es posible que las leyes locales sean menos restrictivas que las pautas establecidas en este Código. Se espera que los Proveedores actúen en cumplimiento de este Código, aun cuando incumplirlo no constituya una conducta contraria a derecho en virtud de las leyes locales vigentes. Toda vez que las leyes locales sean más restrictivas que este Código, se espera que los Proveedores cumplan, como mínimo, las leyes locales vigentes.

Los Proveedores contratados por la Empresa y sus agentes y subcontratistas permitidos son plenamente responsables de la calidad, del desempeño, del comportamiento, de la supervisión y de la protección de su personal. La Empresa se reserva el derecho, a su entera discreción, de solicitar el retiro de personal de un contratista o subcontratista de un sitio de trabajo si procede en determinadas circunstancias, por ejemplo: (a) si existiere causa razonable para creer que una persona se encuentra bajo los efectos de bebidas alcohólicas, drogas u otras sustancias que perjudican el trabajo de dicha persona o que crean un riesgo para la seguridad; (b) si comete un acto ilícito; (c) si amenaza o acosa al público o a un empleado de la Empresa o participa de otro modo en conductas abusivas o perturbadoras; (d) si incumple una política de la Empresa; o (e) si realiza un acto inseguro.

Discriminación

Se espera que los Proveedores juzguen a sus empleados y subcontratistas según su capacidad para realizar las tareas y no, según sus características físicas o personales, o creencias; y que así ratifiquen el principio de no discriminación ilícita sobre la base de la raza, el color, el género, la religión, el origen nacional o la orientación sexual.

Acoso

Los Proveedores deberán tratar a los empleados con respeto y dignidad, y no someterán a los empleados a acoso o abuso físico, sexual, psicológico o verbal.

Salarios y prestaciones

Se espera que los Proveedores remuneren a sus empleados de manera justa y competitiva en relación con su industria en pleno cumplimiento de las leyes locales y nacionales de salario y carga horaria vigentes.

Prácticas de salud, seguridad y medio ambiente

La seguridad es siempre la prioridad de la Empresa. Los Proveedores deben aplicar prácticas laborales seguras (que incluyen requisitos específicos de contrato y reglamentación), velar por la calidad del medio ambiente cuando realicen sus actividades y aplicar su bien juicio cuando tomen decisiones laborales. Los Proveedores que realicen tareas en nuestra propiedad o en nuestro nombre deben inculcar respeto por la salud, la seguridad y el medio ambiente en todos los aspectos de sus procesos de trabajo y en la actitud y el comportamiento de sus empleados.

Deben minimizarse los efectos adversos en la comunidad, el medio ambiente y los recursos naturales, y, a la vez, salvaguardar la salud y la seguridad del público. Los Proveedores deben completar la capacitación necesaria sobre salud y seguridad, o su equivalente, al momento de ingresar en una explotación minera y con anterioridad a visitas a la explotación o a la realización de negocios en ella, en virtud de las disposiciones de la Ley de Seguridad y Salud de las Minas (Mine Safety and Health Act) y de la política de la Empresa. Los Proveedores deben cumplir con las leyes y reglamentaciones de salud, seguridad y medio ambiente vigentes cuando realicen negocios con la Empresa. Los Proveedores que realicen tareas en nuestra propiedad o en nuestro nombre deben realizar, de forma no taxativa, lo siguiente:

  1. obtener y mantener vigentes los permisos y registros ambientales necesarios;
  2. reducir, controlar o eliminar aguas residuales, residuos y contaminación en el origen;
  3. reducir, controlar o eliminar las emisiones a la atmósfera de productos químicos volátiles, productos corrosivos, partículas, aerosoles y productos de combustión;
  4. cumplir con los requisitos de advertencia y etiquetado vigentes; 
  5. informar oportunamente condiciones de trabajo inseguras;
  6. reciclar según corresponda; e
  7. identificar, gestionar, almacenar, mover y manipular sustancias peligrosas de acuerdo con la legislación.

Consumo de bebidas alcohólicas y drogas

Los Proveedores deben cumplir estrictamente con las Políticas sobre consumo de bebidas alcohólicas y drogas de la Empresa. Los Proveedores no deben asistir al trabajo ni participar en un trabajo para la Empresa, o en nombre de ella, ni representar de cualquier modo a la Empresa, ni realizar declaraciones en nombre de esta, cuando se encuentren bajo el efecto de drogas ilícitas o bebidas alcohólicas. Los Proveedores tampoco deben tener posesión de drogas ilícitas o sustancias controladas cuando se encuentren en las instalaciones de la Empresa o cuando realicen negocios con la Empresa o para ella. Esta prohibición no incluye medicamentos obtenidos legítimamente utilizados según indicación de un médico matriculado que no constituyan un riesgo para la seguridad (por ejemplo, impedimentos para utilizar maquinaria).

Ética comercial

Los Proveedores deben comprometerse a cumplir con las normas más estrictas de conducta ética cuando tratan con trabajadores, proveedores, autoridades gubernamentales y de reglamentación, y con la Empresa. Las formas de actividad ilícita o inapropiada, que incluyen, entre otras, corrupción, declaraciones falsas, extorsión, malversación o soborno, están estrictamente prohibidas y pueden generar la rescisión de los acuerdos celebrados con la Empresa y el inicio de acciones legales. Los registros redactados para la Empresa, que incluyen los registros de tiempo de trabajo y gastos, deberán ser precisos, veraces y completos, y deberán cumplir con las normas y los requisitos vigentes. La mayoría de los países del mundo cuentan con leyes que prohíben la realización de pagos o la entrega de objetos de valor para influenciar a funcionarios gubernamentales de manera inadecuada. Los Proveedores deben cumplir con las leyes anticorrupción vigentes, que incluyen, entre otras, la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, U.S. Foreign Corrupt Practices Act) de 1977 de los EE. UU., y sus modificaciones, que prohíbe la oferta, promesa, provisión o autorización de pagos o provisiones de cualquier objeto de valor, de forma directa o indirecta, a un funcionario de un gobierno extranjero a los fines de influenciar al destinatario de manera inadecuada para que haga un mal uso de su cargo oficial, con el objetivo de obtener, retener o dirigir un negocio para cualquier persona o con ella, o de obtener una ventaja comercial inadecuada.

Cada Proveedor deberá esforzarse para negociar, de manera justa, con la Empresa y con sus empleados, directores, dirigentes y asesores externos. Ninguna persona debe aprovecharse de otra persona de manera injusta a través de la manipulación, el encubrimiento, el abuso de información confidencial, la falsa tergiversación de hechos materiales o mediante cualquier otra práctica de trato injusto. Asimismo, las personas deben cumplir normas comerciales justas en la publicidad, las ventas y la competencia. Los empleados, subcontratistas, agentes o afiliados de los Proveedores deben actuar de manera imparcial razonable y deben evitar conflictos de interés reales o aparentes en los negocios que realicen con la Empresa o en nombre de ella.

Los Proveedores deben divulgar información sobre sus actividades comerciales, estructura, situación financiera y desempeño de acuerdo con las leyes y las prácticas vigentes de la industria. 

Gratificaciones

Los Proveedores no deben otorgar ni recibir presentes, agasajos, viajes, reembolsos de viáticos ni cualquier otra forma de gratificación en calidad de recompensa, incentivo o influencia inadecuada para obtener un tratamiento preferencial. Los Proveedores que deseen otorgar presentes y agasajos modestos a la Empresa o a cualquiera de sus empleados, o recibir presentes y agasajos modestos de estos, están sujetos a la previa autorización por parte de la gerencia de la Empresa. Asimismo, las autorizaciones podrán otorgarse en la medida que no se relacionen con procesos de licitación reales o anticipados.

Uso correcto de activos y de información de la Empresa

Los Proveedores deberán proteger y conservar los recursos que la Empresa ponga a su disposición y deberán utilizarlos solo para los fines autorizados por ella. Los recursos de la Empresa incluyen elementos tangibles, como vehículos, equipos, establecimientos, insumos y sistemas informáticos y de comunicación, así como también elementos intangibles, como el buen nombre y la reputación de la Empresa, la productividad de los empleados y la información confidencial.

Los Proveedores deberán respetar y no, violar los derechos de propiedad intelectual de la Empresa y de terceros, que incluyen, entre otros, información de propiedad exclusiva, derechos de autor, patentes, marcas comerciales y secretos comerciales.

Los Proveedores reconocen que la información de la Empresa es un activo de valor. Los Proveedores deberán proteger la información confidencial de la Empresa y no deberán divulgar, disponer de manera inadecuada ni copiar información de la Empresa que una persona de negocios prudente consideraría confidencial o que sea designada como confidencial o de propiedad exclusiva, independientemente de si se entregó o se obtuvo acceso a ella en forma verbal, escrita, electrónica o visual y de si está catalogada como “confidencial”. Dicha información incluye, entre otra, información estratégica, personal, financiera o sobre tecnología no patentada. Los Proveedores no deberán utilizar ni permitir el uso de esa información para transacciones de títulos valores ni para obtener beneficios o ganancias inadecuados. En algunos casos, puede ser conveniente que la Empresa y los Proveedores acuerden disposiciones adicionales de no divulgación específicas. Los Proveedores no pretenderán realizar anuncios ni divulgar información en nombre de la Empresa a miembros del público, la prensa, organismos oficiales, entidades comerciales u otras personas, ni afirmarán ni insinuarán un respaldo por parte de la Empresa o de los empleados de esta, sin el previo consentimiento expreso escrito de la Empresa.

Sin perjuicio de lo establecido en virtud de la legislación vigente, o permitido de otro modo en virtud de un previo consentimiento escrito firmado por una persona autorizada de la Empresa, los Proveedores no pueden utilizar el nombre, el logotipo o las marcas comerciales de la Empresa ni realizar divulgaciones ni anuncios públicos relacionados con el objeto de su contrato o sus transacciones con miembros del personal de la Empresa.

Los Proveedores reconocen que la Empresa es una empresa que cotiza en bolsa, sujeta a las leyes federales y de los estados que prohíben la compra, la venta o la realización de otras transferencias de títulos valores por personas que posean información relevante de carácter no público relacionada con la Empresa, o que tengan acceso a esta. Los Proveedores que conozcan o tengan acceso a información relevante de carácter no público sobre la Empresa no comprarán, venderán ni realizarán transacciones con títulos valores emitidos por la Empresa. Los Proveedores se asegurarán de que los empleados, subcontratistas y agentes del Proveedor y cualquier otro tercero que pudiere conocer información relevante de carácter no público relacionada con la Empresa u obtener acceso a ella tengan conocimiento de la restricción comercial, y también deberán garantizar que estos no realicen transacciones inadecuadas. Independientemente de las sanciones impuestas por terceros, que incluyen, entre otros, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, Securities and Exchange Commission) de los EE. UU. y la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE, New York Stock Exchange), el incumplimiento intencional de este Código constituye una causal para la inmediata extinción de relaciones comerciales con Proveedores o de acuerdos relacionados.

Precisión de los registros comerciales

Los Proveedores deberán confeccionar y conservar libros y registros que reflejen de manera justa y precisa las transacciones y disposiciones del Proveedor con la Empresa y deberán elaborar e implementar un sistema adecuado de controles contables internos. Los Proveedores deben cumplir con las leyes y mejores prácticas de contabilidad y de mantenimiento de registros, que incluyen la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. Los Proveedores deben registrar e informar los hechos de manera precisa, honesta y objetiva. Los Proveedores no deberán ocultar, omitir registrar ni realizar partidas falsas. Los libros y registros contables deben cumplir con los principios de contabilidad generalmente aceptados.

Subcontratistas

Los Proveedores solo pueden emplear subcontratistas en el desempeño de las tareas para la Empresa con la previa aprobación por parte de ella y después de que el subcontratista haya acordado cumplir con este Código. Los Proveedores deben garantizar que los subcontratistas que empleen han implementado prácticas éticas y comerciales similares a las normas y las prácticas de la Empresa.

Auditorías e inspecciones

La verificación del cumplimiento está sujeta a auditorías por parte de la Empresa o de un tercero designado por ella, o aceptable de otro modo para esta. El incumplimiento del Proveedor o la incapacidad del Proveedor de trabajar con la Empresa, o un tercero contratado por la Empresa, para corregir las situaciones de incumplimiento constituyen causales de cancelación de órdenes abiertas, interrupción de servicios o rescisión de la relación comercial.

Sanciones en caso de incumplimiento

La Empresa se reserva el derecho de rescindir la relación comercial con los Proveedores que incumplan este Código o en caso de que los empleados, agentes o subcontratistas del Proveedor incumplieran este Código. La Empresa se reserva el derecho de rescindir la relación comercial con los Proveedores que no proporcionen confirmación escrita a la Empresa, previa solicitud de esta, de que han implementado un programa para controlar que sus proveedores y subcontratistas cumplen con este Código. La Empresa se reserva el derecho de solicitar a los Proveedores que certifiquen y acusen recibo y entendimiento de este Código, con la frecuencia que la Empresa establezca a su exclusivo criterio.

Relación entre la Empresa y el Proveedor

Este Código no confiere, ni deberá interpretarse, entenderse ni considerarse como que confiere, derechos a terceros, incluidos derechos de terceros beneficiarios. Por ejemplo, los empleados de los Proveedores no tendrán derechos contra la Empresa en virtud de este Código, ni tendrán derechos de obligar a la Empresa a hacer cumplir disposiciones de este Código, dado que la decisión respecto de dichas acciones queda reservada al exclusivo criterio de la Empresa.

Conclusión

Agradecemos su cumplimiento de este importante Código y esperamos entablar una relación beneficiosa recíproca con todos nuestros Proveedores sobre la base de los niveles más estrictos de conducta ética. 

Última modificación: 17 de diciembre de 2012

Síganos

Compartir esta página

Mapa del sitio | Contáctenos | Advertencia | Condiciones de uso

Coeur Mining, Inc.
104 S. Michigan Avenue, Suite 900 Chicago, Illinois, 60603 - (312) 489-5800